Home Servicios Investigaciones Vida, obra y muerte de Kevin Carter - Kevin Carter: life and death - Historia del Bang Bang Club

 

FOTORREPORTAJES

 

Vida, obra y muerte de Kevin Carter - Kevin Carter: life and death - Historia del Bang Bang Club  E-mail
Martes, 06 de Octubre de 2009 16:27
Indice del artículo
Vida, obra y muerte de Kevin Carter - Kevin Carter: life and death
Contexto histórico
La abolición del Apartheid en Sudáfrica (1990-1994)
Datos Históricos 1980 - 1994
Biografía de Kevin Carter
Historia del Bang Bang Club
Greg Marinovich
Ken Oosterbroek
Joao Silva
Análisis completo de la obra de Carter
Algunas fotos de Kevin Carter
Análisis específico de una foto de Carter
Otras fotos del Bang Bang Club
Bibliografía
Descargar archivo PDF completo
Todas las páginas

Historia del Bang Bang Club



El Bang Bang Club era un grupo de cuatro fotógrafos sudafricanos integrado por Greg Marinovich y Joao Silva junto a Kevin Carter y Ken Oosterbroek. Compañeros de trabajo desde 1991.

Desde la liberación de Nelson Mandela a las elecciones que lo consagraron como presidente, hubo una silenciosa y terrible guerra civil en Sudáfrica, no sólo entre negros y blancos sino también entre los partidarios de Mandela y los zulúes separatistas, financiados bajo cuerda por los paramilitares. Los mejores corresponsales de guerra del mundo estaban ahí, pero las más vívidas imágenes las consiguieron cuatro fotógrafos sudafricanos. Hoy, dos de ellos están muertos y los otros dos publicaron un libro contando su experiencia. Ésta es la historia de esos cuatro amigos, bautizados el Bang Bang Club por su temeridad rayana en la demencia.

La amistad entre los miembros del Bang Bang Club empezó en los años '80. Greg Marinovich conoció a Kevin Carter. Carter era jefe de fotografía (duraría poco en el puesto) del periódico anti-apartheid Weekly Mail. A principios de los '90, Marinovich y Carter empezaron a recorrer los barrios negros juntos. Carter era amigo íntimo de Ken Oosterbroek, jefe de fotografía de The Star, dos veces elegido Fotógrafo Sudafricano del Año. Marinovich lo admiraba, y le gustaba trabajar con él. El club se completó cuando Joao Silva entró a trabajar en The Star, a instancias de Oosterbroek.

Para 1994 el Bang Bang Club ya era un grupo absolutamente unido: "Les habían cerrado la puerta a todos los fotógrafos que se les querían unir. Eran arrogantes, elitistas y muy competitivos. Habían pasado años aprendiendo cómo conseguir buenas fotos en circunstancias tan difíciles, y no querían ayudar a otro fotógrafo, fuera local o extranjero, que pretendiera hacer lo suyo en un par de semanas y después irse". El Bang Bang Club fotografió casi todo.

Cuando había mucha violencia, formaban una patrulla de madrugada para no estar tan desamparados.

El 18 de abril de 1994 el Bang Bang Club (salvo Kevin Carter quien estaba dando entrevistas por su Pulitzer) entró a Tokoza. Querían cubrir la batalla entre los partidarios del CNA e Inkhata.
Después de una discusión de Ken O con los policías, el Bang Bang Club se protegió precariamente de un tiroteo y las balas policiales hirieron a Greg Marinovich, que estuvo a punto de perder un pulmón, y Ken O agonizaba en brazos de Gary Bernard, un fotógrafo novato del Star, mientras Joao Silva los fotografiaba.

Escribe Marinovich: "No podía hacer otra cosa. A Ken le hubiera gustado ver las fotos al otro día. A fin de cuentas, Ken era el profesional consumado, el que le había enseñado que primero se sacaban las fotos y después se lidiaba con los demás".

KEVIN CARTER GRITABA A QUIEN QUISIERA OÍRLO QUE ESA BALA DEBERÍA HABERLA RECIBIDO ÉL, NO SU AMIGO ÍNTIMO. SI EMBARGO, AL DÍA SIGUIENTE, SILVA Y CARTER VOLVIERON A TOKOZA, Y FOTOGRAFIARON EL ESTALLIDO DE VIOLENCIA MÁS GRANDE DE TODA LA GUERRA CIVIL.

Marinovich y Silva, los sobrevivientes del grupo, empezaron a escribir una crónica de aquellos tiempos durante la transición sudafricana, en 1997.

Confiesa Silva: "No queríamos ni hablar sobre esa época. Y cuando nos decidimos a hacerlo, fue un viaje de descubrimiento. Las preguntas sobre nuestros actos eran muy complejas, más allá de cuánto los hubiéramos racionalizado. Aún hoy no podemos liberar del todo la rabia y la amargura que nos invade cuando recordamos. Es parte de nosotros, de nuestro país.”

 

 



Última actualización el Miércoles, 07 de Octubre de 2009 13:33
 

argralogo

facebooklogo


derechodeautor